¿Vida personal y éxito en el trabajo? Sí, se puede…

Sí, se puede. Esto depende en gran medida de la flexibilidad que las empresas permitan. Las prácticas, políticas y programas que refuerzan el grado de conciliación del empleado con su familia no sólo benefician a las personas, sino también a las organizaciones.
¿Viajar a un congreso o quedarse a ver la obra escolar de un hijo? ¿Horas extra o tener tiempo para hacer un curso de cocina? ¿Adelantar trabajo durante el fin de semana o salir a pasear con la familia? La vida laboral y el deseo de tener éxito en nuestros empleos muchas veces nos obligan elegir entre lo personal y el trabajo. Pero no todo es blanco o negro. Lograr el equilibrio entre responsabilidades y placer no es un sueño imposible, y las empresas juegan un rol clave para que esto suceda.

El índice de Empresas Familiarmente Responsables (IFREI)*, desarrollado por el IESE de España y presentado por el IAE Business School en la Argentina, analiza las prácticas, políticas y programas que refuerzan el grado de conciliación del empleado con su familia y su vida personal. Estudia en qué medida la cultura de cada organización facilita, o dificulta, a los colaboradores integrar sus responsabilidades laborales con las familiares, promoviendo una mejor calidad de vida.

Las políticas familiarmente responsables son aquellas prácticas formalizadas dentro de una empresa que apoyan la conciliación trabajo-familia, proporcionando flexibilidad tanto en el tiempo como en el espacio. También son aquellas prácticas que proporcionan apoyo profesional, servicios y beneficios familiares que van más allá de una retribución económica. La implementación de políticas en las organizaciones genera un impacto tanto en la persona, como en la empresa y en la sociedad.

En el estudio realizado en la Argentina sobre Empresas Familiarmente Responsables, se determinó que:

18% percibe que su entorno sistemáticamente facilita la conciliación laboral-familiar
33% percibe que su entorno ocasionalmente facilita la conciliación laboral familiar
41% percibe que su entorno ocasionalmente dificulta la conciliación laboral-familiar
7% percibe que su entorno sistemáticamente dificulta la conciliación laboral-familiar

Las conclusiones también indican que la falta de conciliación es una de las primeras causas de estrés. Por el contrario, la intención de permanecer en una empresa aumenta, cuanto mayor grado de conciliación tiene la organización.

Sin embargo, la dificultad para conciliar trabajo y familia aún no es percibida como un tema de gestión, sino que se asocia a un dilema personal. De esta manera, se percibe poco apoyo para el desarrollo de esta cuestión: bajo presupuesto, poco espacio en la agenda de la compañía y escasos niveles de responsabilidad compartida.

Aunque los líderes se muestran sensibilizados ante la temática, todavía tienen por delante un espacio para transformarse en agentes claves del cambio cultural. La familia de los empleados es el nuevo stakeholder de la empresa pero raramente es considerado como tal.

Fuente: materiabiz.com

Esta investigación académica ha sido realizada en Argentina por Patricia Debeljuh y Angeles Destefano del IAE, desde el Centro Confíe (Conciliación Familia y Empresa). Desde España ha sido liderada por la Profesora Mireia Las Heras y Nuria Chinchilla, del IESE, desde el ICWF (International Center for Work and Family).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: