¿Quieres independizarte? No es el capital, es la pasión la importante

Para Segundo Baldovino, la decisión de convertirse en un empresario independiente el año pasado fue una elección clara. Lo difícil fue elegir en qué industria lanzar su negocio.

Baldovino fue despedido en enero de 2009 de un puesto gerencial en Ford Motor, en Detroit. Tras varios meses de buscar empleo, decidió que su mejor opción para volver a trabajar sería montar su propia empresa. Pero sólo sabía en qué sector no quería involucrarse: el que acababa de dejar.

“Me dije a mí mismo: tengo que hacer algo. Tengo una familia que alimentar, una hipoteca que pagar”, recuerda Baldovino. Pero “no sabía en qué clase de negocio quería incursionar”.

A la hora de montar una empresa, hay varios factores a tener en cuenta, como los costos de ponerla en marcha y la competencia, pero los expertos afirman que uno de los factores más importantes es elegir un camino que lo mantenga motivado a largo plazo.

“La pasión es determinante porque es lo que lo hará levantarse de la cama todas las mañanas”, afirma Nancy F. Koehn, una historiadora empresarial de la Escuela de Negocios de Harvard. “Si no ama lo que hace desde el principio, estará en grandes problemas”.

En julio del año pasado, Lucinda Sierra convirtió su pasatiempo de hornear tortas temáticas con pequeños chocolates en la empresa Little Candy Cake Company. Eligió probar suerte con el proyecto después de que se quebró un pie y se vio obligada a dejar en suspenso su trabajo como diseñadora freelance de disfraces.

“Nunca pensé en montar mi propia empresa”, asegura Sierra. “La vida simplemente me empujó”.

Al principio, Sierra estaba preocupada por si alguien compraría sus tortas de chocolate. A modo de prueba, puso a la venta cuatro tortas en Etsy.com, un mercado de artesanías en línea con 4.4 millones de miembros. En menos de un mes, consiguió un pedido de 150 tortas.

Ahora, Sierra recibe un promedio de cinco pedidos por mes, por un total de alrededor de 1,000 tortas a través de Etsy, el sitio web de su empresa o por recomendaciones. Cobra entre $4 y $20 por torta, según el tamaño. Tiene tres empleadas —su madre, su esposo y su sobrina— y hace poco firmó un alquiler por seis meses en un local minorista en Limelight Marketplace, un nuevo bazar que se acaba de inaugurar en Manhattan.

Quienes aspiran a convertirse en empresarios pero que carecen de un pasatiempo que puedan convertir en un negocio siempre pueden recurrir a un modelo ya probado: las franquicias.

En octubre, Baldovino y su cuñado, Marty Navarra, compraron una franquicia en Michigan de Senior ComforCare Services, una firma que ofrece servicios a personas mayores. Actualmente, tienen seis clientes y 16 empleados.

Autor: Sarah E. Needleman. WSJ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: