Los factores que afectan a las remuneraciones

Se dice que las remuneraciones se fijan por las fuerzas del mercado de trabajo; es verdad, en cuanto al funcionamiento de la ley de la Oferta y la Demanda. Pero en su fijación y diseño intervienen otros componentes, que pasamos a mencionar brevemente: el Margen de Contribución medio, el Nivel de Indiferencia, y el Nivel de Satisfacción, y la forma de la curva de pagos.

El Margen de Contribución medio es aquel que, en conjunto, aportan los productos en su salida al mercado y venta consiguiente. De ese Margen, una proporción corresponde a las remuneraciones como ítem de costos, y dependerá de su asignación al producto o a la estructura la manera como los precios las financian. Esta es la primera consideración que debe tener en cuenta el diseñador de remuneraciones: identificar la proporción óptima en el Margen. Una desproporción implica una descapitalización por sobrecostos.

El Nivel de Indiferencia es el monto bajo, o cercano al cual, el trabajador deja de transar su fuerza de trabajo por indiferencia ante el pago. Correspondería al punto en que el ingreso marginal que le significa la remuneración se iguala al costo marginal de trabajar. Tradicionalmente se asimila a los mínimos legales, pero no necesariamente puede ser así ya que esos mínimos generalmente están sesgados por razones políticas. Corresponde a las empresas ser capaces de calcular los Niveles de Indiferencia para los cargos remunerados.

El Nivel de Satisfacción corresponde a aquella remuneración que satisface todos los requerimientos del trabajador, por lo que el ingreso marginal de seguir trabajando es menor que el costo marginal de seguir haciéndolo. En estos casos la variable crítica es el ocio. La mayoría de las empresas no toman en cuenta este nivel y piensan que el trabajador reacciona ante la remuneración de manera continua y permanente, provocando el colapso de las expectativas de ventas ya que, al considerarse pagado el trabajador deja de trabajar simplemente.  Es otro indicador que el responsable de los recursos humanos de la empresa debe ser capaz de calcular y manejar.

La forma de la curva de pagos corresponde a la forma en que la remuneración es ganada por el trabajador. Es un asunto de diseño, y trabaja bajo el supuesto de que la persona reacciona positivamente a las variaciones de remuneraciones contra las cantidades vendidas o producidas. Se manejan dos variables, el desempeño para tareas de tipo plano (generalmente trabajos administrativos) y el rendimiento para tareas de tipo incremental (ventas o producción). Para ambas, las remuneraciones son fijas o variables.

Las remuneraciones variables tienen dos tipos: proporcionales y progresivas. En las primeras la suma pagada por unidad es fija, y en las segundas es incremental (gana más por unidad, a más unidades).

La remuneración es un costo crítico, a veces no tanto por su proporción en el costo total, sino porque el recurso humanos es el único recurso perfectible con que cuenta la compañía. Todos los otros costos son pre programados, obedecen a especificaciones técnicas, excepto el de mano de obra. Dependerá de la manera como la empresa maneje este costo, expresado en las remuneraciones, la posibilidad de manejar eficientemente sus costos totales y los del producto. Al mismo tiempo, la remuneración es un  método más efectivo que la motivación para lograr actuaciones de alto desempeño en el personal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: