Enfoque empresarial = enfoque de Negocios + enfoque de Administración

Se tiende a hacer sinónimos al hombre de negocios y al administrador o gestor. En realidad, son capacidades distintas, con requisitos y exigencias distintas. Lo que tienen en común es que ambos desarrollan esas capacidades bajo el paraguas empresarial. Se ha escrito mucho acerca del perfil de cada cual, por lo que en este artículo haremos hincapié en sus funcionalidades, en lo que hacen dentro de la organización. Pare efectos didácticos, hablaremos de Gestores de Negocios (GN) y Administradores de Procesos (AP).

¿Cómo mira el mundo de los negocios un GN? Primero, para él todo constituye una Oportunidad, es decir, una percepción acompañada de una factibilidad de ejecución. Cuando camina, va mirando y detectando oportunidades, y bosquejando cómo transformarlas en negocios. Segundo, en su mapa mental él se enfoca en las Funciones del Negocio, no en su estructura. Esas funciones son la Producción y la Comercialización. En la Producción no se preocupa de las máquinas ni de su capacidad sino de los 4 objetivos de la función: cantidad, calidad, plazo, costo. En la Comercialización no se enfoca a los canales ni a las comunicaciones al mercado sino a los objetivos: cliente actual, cliente de la competencia, no clientes, y sostenibilidad. No piensa en términos de estructura, estudios, sistemas, ubicaciones, monitoreos, ni nada de lo que correspondería a la Empresa, no al Negocio.

Por su parte, el AP mira el mundo en términos de la estructura. Sus prioridades están en las Actividades de la Gestión, las que se ejecutan y desarrollan en los 5 recursos: humanos, físicos, financieros, conocimientos, contactos. Esas Actividades son las que mantienen a las Funciones trabajando con eficiencia y logrando efectividad. El AP es el que va construyendo el andamiaje para que la Visión del GN se lleve a efecto y se mantenga en forma sostenible. La gestión de cada recurso tiene sus tareas específicas, y es el AP el encargado de que se ejecuten.

El Gestor de Negocios (GN) es el hombre de la Visión; el Administrador de Procesos (AP) es el hombre de la Misión. Ambos, constituyen el ámbito empresarial. Ambos son necesarios, y una organización inteligente tomará las medidas para que no se superpongan en sus respectivas responsabilidades. No hay nada peor para una organización que un GN ocupe el lugar de un AP y viceversa. Ambos enfoques, en sus respectivos lugares, constituyen el Enfoque Empresarial.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    vasilito said,

    MUY BUENA ;) ME GUSTA!!

    adversiment.com
    dozual.com
    empresarialchetumal.com
    empresarialmexico.com


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: