Las 5 S´s: el apoyo de la Alta Dirección.

Las 5 S´s buscan mejorar el estado general de calidad en el ambiente de trabajo y en las personas. Su metodología es simple, aunque hay que preveer todos los detalles para que su implantación sea eficiente y eficaz.

En un artículo anterior habíamos mencionado algunos aspectos previos, a saber:

a) El apoyo de la Alta Dirección.

b) Área prototipo.

c) Información y Capacitación previas.

d) Organización de la implantación.

También habíamos dicho que una vez cumplidas estas 4 exigencias, recién se puede comenzar a trabajar en el diseño del sistema para luego entrar en la implementación. Comenzar sin ellas puede comprometer todo el proyecto.

Esta vez queremos profundizar en cada una de ellas.

EL APOYO DE LA ALTA DIRECCIÓN

Uno diría ¿por qué insistir en este punto, si se supone que la misma implantación nace de una decisión de la Alta Dirección? Suena increible, pero la experiencia demuestra que la llamada Alta Dirección toma muchas de sus decisiones de manera ligera, hasta irresponsable, sin comprometerse con los resultados de las mismas. Hace las cosas “porque hay que hacerlas”, cuando no porque “es de moda el hacerlas”. Esto se ve más acentuado cuando los proyectos son del tipo intangible, cuales son todos los relacionados con la Calidad.  Actualmente está de buen tono que el empresario se preocupe por la calidad, aunque no siempre sabe de qué se trata.

El sistema de las 5 S´s sirve para que la empresa gane dinero. No ofrece un Certificado a cambio, como la ISO 9001 y similares de esa familia. Tampoco nos llena de documentaciones cruzadas y engorrosas. Nos enseña a ser organizados, ordenados, enfocados, disciplinados, y detrás de esas actitudes, comportamientos, valores, están agazapadas las utilidades. Por lo mismo, es un sistema más barato de implantar que las ISO, y su efectividad es probadamente mayor.

El empresario que esté consciente de ello, sabrá que debe apoyar con decisión la implantación del sistema. Las 5 S´s no son un trámite o un conjunto de reglas solamente: es un sistema de vida. Y su efecto, su impacto, van más allá de lo laboral. Invaden la vida privada de los empresarios y de su personal cuando son adecuadamente implantadas.

¿CÓMO TRASPASAR ESTE CONCEPTO AL EMPRESARIO?

Comunicándolo. Pero no de manera oral, puro bla bla, sino en el lenguaje que entiende y habla el empresario, el lenguaje del dinero. Hemos asistido a presentaciones en que se trata de vender las bondades de las 5 S´s con todo tipo de argumentos, a cual más místico y filosófico. Y hemos sido testigos de los bostezos de los destinatarios, a los que las elucubraciones no los mueven ni conmueven.

Por eso, cuando instruimos la confección de una presentación para mostrar el sistema o sus avances, la orden es clara y concreta: hablar en dinero, en costo-beneficio, en inversión, en ROI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: