Problemas encontrados en la implantación de programas de 5 S´s

Ya llevamos implantados unos 12 programas de 5 S´s en sendas empresas, de los cuales 3 se trató de programas integrales, a toda la organización. Los otros 9 fueron implantaciones en unidades o en procesos específicos. De todos ellos, unas 8 implantaciones pueden catalogarse de éxitos rotundos y los propietarios y gerentes están encantados con la experiencia y han tomado como preocupación personal el profundizar en la metodología. El camino no ha estado exento de problemas. ¿Cuáles son? Podemos levantar un inventario de los principales, yendo de mayor a menor impacto sobre los objetivos planteados:

PROBLEMA 1: falta de consciencia de la Alta Dirección. Los directivos que encargaron el trabajo actuaron bajo la actitud de que con el encargo bastaba y sobraba, y era cosa del Consultor que el resultado fuera exitoso. Es el problema más extendido, y nace de que nuestros ejecutivos usualmente confunden lo importante con lo urgente. Para solucionarlo, no se saca nada con sesiones de motivación y convencimiento; hay que actuar y mostrar con el ejemplo. Lo mejor es, amparados en la tranquilidad que otorga esa falta de compromiso de la dirección (es decir, no molestan), trabajar y mostrar cuánto antes los resultados de una sección, por ejemplo. Invariablemente se logra captar la atención y crear el entusiasmo de los directivos cuando ven que el programa significa dinero en ahorros de costos o aumentos de rendimiento.

PROBLEMA 2: falta de comprensión por parte del personal, que malinterpreta los objetivos del programa. Esto es bastante común en organizaciones que tienen sindicatos fuertes dominados por caudillos. La solución pasa por tener largas charlas de explicación y convencimiento con aquellos líderes conflictivos, hasta lograr desentrañar cuáles son las verdaderas motivaciones de su comportamiento negativo y actuar sobre ellas. En organizaciones pequeñas, normalmente un par de charlas explicativas lo solucionan, usando el argumento de la emulación (NOTA: impresiona mucho mostrar los talleres de empresas japonesas).

PROBLEMA 3: falta de asignación de recursos. La poca comprensión de los directivos acarrea que no se asignen los recursos adecuados al programa, especialmente de uso del tiempo de los empleados para charlas, participación en comisiones, etc. Otras veces, la excesiva burocracia detiene tareas pequeñas, como compras menores de papelería y otros similares. la solución pasa por convencer a los responsables de la importancia del programa, u hacerles notar de que no es gratis y están pagando por su culminación exitosa. En general, el idioma del dinero es entendido por todos dentro de una organización.

Existen otros problemas, pero en la experiencia práctica, diríamos que esos son los principales.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    edgar said,

    podrian compartir fotos o algun video de talleres japoneses o de una de sus empresas despues de la implantacion se les agradece de antemano
    buen aporte!!


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: