Pasos previos a la implantación de las 5 S´s

Las 5 S´s tienen un objetivo y un contenido: buscan mejorar el estado general de calidad en el ambiente de trabajo y en las personas, y tienen una metodología a la que hay que ajustarse para que el esfuerzo sea eficiente y eficaz.

Para desarrollar bien la metodología y asegurar el contenido del sistema, es imprescindible tomar en cuenta algunos aspectos previos. A saber:

a) El apoyo de la Alta Dirección. Al ser una organización un sistema de autoridad (alguien manda, alguien obedece), es obvio que sin la acción decidida del que manda no se puede soñar con implantar ningún sistema; menos un sistema intangible como uno de calidad. Sin un involucramiento directo de la Alta Dirección, no habrá esfuerzo exitoso en ese sentido: el personal tomará el método como una exigencia más y lo irá cumpliendo a medida que las normas punitivas lo empujen, no por convicción. Y se necesita la convicción, porque las 5 S´s no es un sistema que opere en la gestión sino en la esencia del ser humano; es un sistema de vida personal, que trasciende a lo laboral.

b) Área prototipo. Si queremos el éxito en esta iniciativa, debemos ser pragmáticos. Si la organización es mediana o grande, es importante elegir un área o departamento para la introducción e implementación inicial temporal. En esta área se llevarán a cabo todas las acciones del sistema. Una vez implantado con éxito en esa área, puede trascender al resto de la organización. El concentrar los esfuerzos inicialmente es importante para la inserción del método en la cultura organizacional.

c) Información y Capacitación previas. Aunque la implementación se haga en un área determinada, es importante que toda la organización conozca qué se está haciendo, cómo se hace, y qué se espera obtener. Siempre debe darse una difusión y capacitación previas acerca del método, sus objetivos y sus modus operandi, antes de comenzar la etapa de diseño e implementación. Las charlas previas deben dirigirse a todo el personal de la empresa.

d) Organización. La implementación no es responsabilidad del Consultor sino de la organización; el Consultor es solamente un asesor en el esfuerzo. La organización debe elegir un responsable interno o interlocutor que trabaje con el Consultor y que vaya conociendo y adquiriendo el sistema y pueda, posteriormente, quedarse a cargo de su mantenimiento y sostenimiento. Dependiendo del tamaño de la organización, podrá ser una o más personas, las que generalmente están dentro del esquema de Calidad de la organización.

Una vez cumplidas estas 4 exigencias, se puede comenzar a trabajar en el diseño del sistema para luego entrar en la implementación. Comenzar sin ellas, puede comprometer todo el proyecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: